Información

Vacunación contra la rabia: ¿necesaria en los gatos?


¿Cuándo es útil la vacuna contra la rabia en los gatos? En este país, la enfermedad viral se considera erradicada, pero los usuarios gratuitos aún deben tener protección contra la vacunación. Esto es incluso obligatorio cuando se viaja al extranjero. ¿Es realmente necesaria la vacuna contra la rabia en los gatos? - Imagen: Shutterstock / Kachalkina Veronika

Una vacuna contra la rabia no es absolutamente necesaria para los gatos domésticos puros, pero algunos veterinarios lo recomiendan. Sin embargo, es casi imposible que su tigre doméstico entre en contacto con el patógeno mortal, especialmente porque Alemania se considera libre de rabia. Es mejor sopesar los pros y los contras de la vacunación contra la rabia junto con el veterinario.

Asegúrese de vacunar al perro de corral

Se ve diferente si tu gato es un profesional independiente. Aunque la probabilidad de una infección también es baja aquí, no se puede descartar por completo. La vacunación contra la rabia no solo protege a su amigo de cuatro patas de la enfermedad siempre mortal, sino también a usted, su familia y otros animales que podrían infectarse.

La vacunación contra la rabia es obligatoria cuando se viaja

Si desea viajar con su pata de terciopelo dentro de la UE o mudarse al extranjero, debe poder mostrar la vacuna contra la rabia en su identificación de mascota. Cuando viaja a otros países, la protección contra la rabia no siempre es obligatoria, pero debe demostrar un estado de vacunación válido cuando regrese a Alemania. El objetivo de la vacunación europea es contener la rabia mortal. En países donde, por ejemplo, aún no se ha eliminado, una vacuna puede salvar la vida de su gato, por ejemplo, si se usa una vez y se encuentra con un animal infectado.

Rabia en gatos: síntomas

En Alemania, la rabia se considera erradicada en los gatos, pero también en general. Sin embargo, es posible ...

Así que nunca renuncies a esta importante vacuna de viaje para tu gato. La vacuna contra la rabia es posible en gatos a partir de las doce semanas. La vacuna debe actualizarse cada tres o cuatro años. En Alemania, solo se usan vacunas con patógenos inactivados.